UN MAR DE ISLAS

Cada quien vive en su metro cuadrado vital, interactuando sólo con su smartphone y olvidando que los que nos evolucionó fue la interacción personal. Aprendemos a dar besos virtuales mientras nos olvidamos de los reales.        

 Por: Alex Guardiola Romero

            La generación del yo, abiertamente ególatra y egoísta, ha hecho de las ciudades un mar de islas, y de nosotros “individuos individuales” cada vez más ensimismados, cada vez más desconectados. Pese a que las telecomunicaciones han convertido al mundo en una verdadera aldea global, parece que todo ese avance ha tenido el efecto contrario y antes que hiperconectarnos nos ha desconectado, incluso de nuestra propia realidad. Un Transmilenio es un amasijo de cuerpos apretados que sin embargo no interactúan, que no se tocan, porque cada quién está detrás de sus enormes audífonos.

 Image

         El ipod, la guinda del pastel, logró que sólo existiera el yo. Nos reímos solos, cada quien dialoga con alguien más a través de los medios disponibles, pero ninguno se preocupa por entablar una conversación con el que está al lado, lo cual conduce a que se pierda el arte de la conversación frente a frente, con palabras de verdad y miradas a los ojos. Se nos olvidará hablar, y los pulgares se desarrollarán como los nuevos labios. Armagedón.

             No me malinterpreten, no estoy en contra de las telecomunicaciones ni soy un analfabeta tecnológico, sino que sigo prefiriendo mirar a los ojos a la mujer amada y sentir que es posible que me erice cuando me toca, a transformarme en un ciberamante cuyo orgasmo aún no tiene emoticón. Entiendo que la tecnología es sólo una herramienta, no un fin en sí misma, y que su utilización no puede sustituir los tejidos personales y reales que han edificado nuestra humanidad, aunque es desalentador que incluso también en las telecomunicaciones haya virus, un síntoma de cuán vulnerables somos los seres humanos incluso en la virtualidad.

             Las reuniones sociales se convirtieron en una exhibición de teléfonos inteligentes, mientras los invitados “dialogan” cada uno con su proyección tecnológica sin prestar atención a quienes los rodean. Dejaron de existir, para nuestro pesar, las reuniones de amigos llenas de sonoras carcajadas y parecen estar proscritos los abrazos y más aún los galanteos. El tema pasó a ser peligroso, pues no es extraño ver a los conductores más atentos al mensaje que escriben en su blackberry que al peatón que pasa frente a ellos, aun cuando la belleza que camina por la cebra merezca literalmente detener el tráfico.

             Algunos plantearán que simplemente asistimos al nacimiento de nuevas formas de comunicación, postura de la cual difiero porque -precisamente- comunicarnos implica interacción real con personas reales, sobre todo si se tiene en cuenta que la mayoría de la comunicación es no verbal. Así las cosas, bien puede un tipo estar escribiéndole  a una chica -a través de un ping, claro- que la ama, sólo porque puede enviarle un emoticón en el que a un curioso gatito le estalla el corazón, pero mientras fantasea con las tetas desproporcionadas de la aplicación porno que está bajando simultáneamente de una cyber-sex-store.

             Aunque resulte increíble de creer, hay gente que pasa días enteros sin hablar con personas de carne y hueso, aunque esté rodeado de ellas, y que sólo habla con su madre mediante el whatsapp. Llegará el momento en que los humanos seremos prescindibles, que comunicarse sea escribir “ola k ase”; el oscuro día en que los amantes ya no necesitarán verse para tener sexo porque resulta mucho más “en la onda” una aplicación capaz de lograr que el smartphone eyacule. ¿Existirá para entonces el SIDA virtual?

 

 Bogotá, Julio 30 de 2013

Anuncios

julio 31, 2013. Etiquetas: , , , . Uncategorized.

Dejar un comentario

Be the first to comment!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback URI

A %d blogueros les gusta esto: