¿TÚ YA INICIASTE DIÁLOGOS DE PAZ?

De nada sirve que Timochenko entregue sus fusiles si nosotros mismos no desarmamos nuestra lengua. La paz se hace de verdad cuando reconocemos y practicamos el amor.

 POR: ALEX GUARDIOLA ROMERO.

No seamos ilusos: negociar con las FARC no traerá la paz a Colombia. No lo hará porque la nuestra es una sociedad violenta hasta los tuétanos; no lo hará porque el problema está, también, en otras esferas de la vida diaria y no sólo en la confrontación armada. De nada sirve firmar la paz con las FARC si primero no aprendemos a convivir, porque los homicidios en Colombia son, en su mayoría, por delincuencia común e intolerancia. De nada sirve que Timochenko entregue sus fusiles si nosotros mismos no desarmamos nuestra lengua, quizás más letal que los AK-47.

De nada sirve la paz con hambre. Somos una vergüenza para el mundo, y cómo no serlo si tenemos uno de los coeficientes Gini –que mide la desigualdad- más altos del hemisferio. De nada sirve la paz mientras unos pocos se lleven mucho, y muchos nos llevemos tan poco. Y es que pactar el fin del conflicto armado ciertamente debería contribuir a una sociedad equilibrada y justa, eso es un buen comienzo, pero resulta evidente que los que ostentan la riqueza no están dispuestos a ofrendarla por una sociedad mejor. Entonces no sólo serán los ejércitos anti-restitución promovidos por exgobernates, sino que habrá también ejércitos contra la inversión en reinsertados, porque qué gastadera de plata en esa gleba analfabeta. De nos ser porque aún nos necesitan, ya hubiera también ejército antipobres, esa cosa fea que atesta las calles y no deja circular los Mercedes como Dios manda.

Cómo vamos a tener paz con empresarios avaros. Muchas excepciones, por fortuna, y cada vez más conscientes de su realidad, pues una sociedad desigual desestimula la generación de riqueza. Pero persisten patriarcas empresariales decimonónicos para quienes los trabajadores no son sino fichas fácilmente reemplazables, a quienes se les paga con un plato de arroz de vez en cuando. Cómo va a haber paz con un poder adquisitivo tan bajo para los pobres, quienes en un mes ganamos lo que algunos se gastan en un almuerzo, y quienes debemos soportar la certera “si no le sirve, váyase” como única voz de aliento.

Y es que para hablar de paz verdadera debemos entender que las tareas de nuestros hijos son más importantes que las cervezas del viernes. La paz se hace de verdad cuando reconocemos y practicamos el amor por encima del machismo, o del feminismo, que al fin y al cabo son lo mismo. Viviremos en paz cuando no molestemos a nuestros vecinos, o cuando la cultura del más vivo deje de ser una virtud premiada en el día a día. La paz no sólo pasa por la entrega de los secuestrados, sino por la lengua viperina de quienes inventan chismes tan fuertes como un terremoto.

La verdadera paz se hace cuando formemos a nuestros hijos, cuando les enseñemos con ejemplo que maltratar no es el camino, como lo han demostrado 20 siglos de historia. Para esa tan anhelada paz hay que primero “destraquetizar” nuestra sociedad, que entendamos que la búsqueda del amor no pasa por carros lujosos sino por personalidades encantadoras; es hora de ir enseñando -¿o desenseñando?- a nuestras hijas que su felicidad no se mide por los ceros de las cuentas bancarias, sino por las caricias de cada mañana. Comenzaré a hacer la paz cuando deje de buscar dinero para aparentar y lo comience a ganar para vivir dignamente, porque de qué sirve una camioneta estrambótica con el corazón corroído.

Comenzaré a hacer la paz conmigo mismo. Tus ofensas hieren más que las minas “quiebrapatas”, y lo peor es que te matan lentamente. Para hacer la paz debemos comenzar por hacer el amor.

Barranquilla, Septiembre 27 de 2012.

Anuncios

septiembre 27, 2012. Etiquetas: . Reflexiones Colombia y Latinoamérica.

Dejar un comentario

Be the first to comment!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Trackback URI

A %d blogueros les gusta esto: