UNA SOCIEDAD SIN ARGUMENTOS

Perdimos la capacidad de argumentar y convencer, quizás porque nos castraron el sentido crítico de la existencia. El peor legado del autoritarismo es la pérdida de la inteligencia misma.

            Por: Alex Guardiola Romero

Basta leer el espacio para comentarios que tienen los periódicos en sus páginas de internet, para darse cuenta que vivimos en una sociedad de zombies. Son sólo insultos, sólo superficialidades, sólo textos plagados de ausencia de ortografía y de cerebro, nada de argumentos, ni tesis defendibles. Lastimosamente, nuestra sociedad perdió la capacidad de argumentar, de discutir con base en cifras, en ideas y en lógicas filosóficas por lo menos básicas. Y lo peor es que esta situación no sólo es evidente en los espacios para comentarios, sino también en el contenido mismo de los periódicos. En la radio es peor, una sarta de pelafustanes que exaltan la vulgaridad y la grosería como única arma para ganar oyentes igual de descerebrados que él, o “Daríos Arizmendis” defendiendo burdamente desde lo panfletario a amigos y socios, sin importar las discusiones de fondo.

Image

La fuerza de la razón, la única válida, desapareció a tal punto que quienes aún creemos en ella, y la practicamos, somos vistos como aburridos y problemáticos. Defender una posición con argumentos es, también en el sector público, muestra de una insolencia que riñe con el autoritarismo y las vías de hecho, evidente cuando un director de algo o jefe de algo cierra la raquítica discusión con “yo mando acá”. Y es que ya no interesa convencer a nadie, sino imponer verdades reveladas que no aceptan cuestionamientos, quizás porque se harían evidentes sus costuras, su precariedad, su sinrazón. Estamos tan perdidos que resignificamos la palabra discusión, asumiéndola como algo malo e indeseable.

En el seno mismo de la familia se persigue y cuestiona la capacidad de argumentación, pues ante la ausencia de lógica se acude al “mientras vivas en estas cuatro paredes se hace lo que yo diga…” por lo que un niño que indaga sobre el porqué no debe ver a ciertos amigos, es calificado de “respondón” e insolente. Los padres hemos perdido el poder de convicción y respeto basados en la razón, en educar, en dialogar, para dar paso bien sea hacia la imposición o al maltrato, vendiéndoles una lección de odio a nuestros hijos.

El peor legado del autoritarismo fue crear una sociedad sin capacidad de análisis, sin seres humanos críticos, sin raciocinio, pervirtiendo todo hasta llegar a una masa, tal y como lo estudió y decribió Ortega y Gasset, y Le Bon unos años antes. No es que hayamos mutado a una “civilización del espectáculo” de un día para otro, sino que progresivamente nos condicionaron al menor esfuerzo, al no ir más allá, al recibir las cosas como vienen. Los ejemplos son muchos, pero quizás el más evidente es la precariedad lingüística de nuestros tiempos, en la que sólo unas cuantas palabras nos basta para “hacernos entender”, porque comunicarnos es un proceso complejo que en nada se parece a lo que hacemos.

Image

La tecnología, que bien podría haberse constituido en un fabuloso medio de reivindicación, ha sido víctima de las superficialidades. Los sistemas de mensajería instantánea y las redes sociales mismas, se hayan desperdiciadas y reducidas a vehículos de exposición narcisista, en las que predominan los mensajes tontos. Estamos convirtiendo la última gran oportunidad de seguir evolucionando en el escenario de la estupidez humana, lo cual es una lástima que nos llevará a la debacle. Por ejemplo, sorprende que Justin Bieber tenga 40 millones de seguidores en la red twitter; eso dice mucho de cuán bajo hemos caído.

Te invito a que me convenzas, a que me contradigas con argumentos, a que piensen un poco más allá de la imagen fatalista del noticiero de la mañana. En últimas, por lo menos vuelve a enamorar, para evitar el fatídico día en el que no sea necesario hablar para conquistar a alguien, tal y como lo anunció pletórico de dicha mi primo. Yo todavía necesito hablar, por fortuna.

Bogotá, Junio 07 de 2013.

junio 7, 2013. Etiquetas: , , , , . Uncategorized. Deja un comentario.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.